soldemedianoche

En el vórtex

Abro la contraventana de mi vida,

observo como las palabras e imágenes serpentean entre la brisa.

Es medianoche, y aún así, un fulgor ilumina su baile.

Al capricho del viento se ordenan,

se acomodan dóciles a tu pensamiento.

Recito sus nombres.

Me regalan un gesto, leve, tenue, mínimo.

¿Cuantos años hace que nos conocemos?

Me sonríen sin responder y siguen con su danza.

Ha llegado el momento,

subo a la silla,

me siento en el alféizar,

un instante..

en mitad del vórtex.

¿vienes?

One comment

Comments are closed.